sábado, 13 de mayo de 2017

195. LO VERDE Y LO VERDADERO


No cabe duda de que las flores son las protagonistas del jardín andaluz en primavera, pero pienso mucho en la importancia del verdor de las hojas que quedan en segundo plano. El verde es como la verdad. Está delante de nosotros y no nos damos cuenta, camelados por los colores llamativos y el perfume de las flores.
Seguramente no por casualidad las palabras verde y verdad se parecen tanto; en ambas resuena la raíz *wer- que significa “lo que retorna”. En efecto, el verde y la verdad están inscritos en un ciclo de eterno retorno.
Hay diferentes tipos de verdad: unas se pueden verbalizar y se demuestran con argumentos filosóficos y morales o con evidencias científicas; otras sólo pueden señalarse con el dedo a quienes deseen ver.
El jardinero atento debe mirar dos veces para ver de verdad; le basta sólo una para ver la belleza. Lectores, ¿qué veis en esta foto?

No hay comentarios:

Publicar un comentario