sábado, 29 de abril de 2017

192. CIUDAD SANA


Para estar sanos no basta con cuidar su propia salud; es también fundamental vivir de manera que se respete y refuerce la salud de nuestro entorno



Los árboles y jardines de Jerez sufren por la negligencia y el abandono por parte de los responsables municipales, tanto como por la violencia infligida por ciudadanos desaprensivos. Los casos son numerosos; es suficiente un paseo por cualquier calle o parque para detectar el mal estado generalizado de las plantas en los espacios públicos, con algunas excepciones notables.
Pero hoy quisiera destacar otra forma de maltrato bastante común desgraciadamente: la pulverización con plaguicidas y herbicidas (evito conscientemente el uso del eufemismo “productos fitosanitarios”), como en este caso que muestra la foto, en la plaza Vendimia, pese a que la Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo de la Unión Europea de 21 de octubre de 2009 avisa claramente que “la pulverización aérea de plaguicidas puede causar efectos negativos significativos en la salud humana y el medio ambiente, sobre todo por la deriva de la pulverización”.
Para estar sanos no basta con cuidar su propia salud; es también fundamental vivir de manera que se respete y refuerce la salud de los demás, la de nuestra campiña y la de nuestros jardines incluidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario