sábado, 28 de marzo de 2015

117. LA HORA DEL PLANETA

"Construir es colaborar con la tierra" 
[Marguerite Yourcenar: Memorias de Adriano]


Como cada primavera por estas fechas desde hace nueve años, he participado esta tarde en la “hora del planeta”, organizada por la WWF. Los detractores argumentan que esta medida de ahorro energético tiene una repercusión ínfima en las tasas totales de emisión de CO2, produciendo al contrario picos de consumo al terminar la hora que causan una gran inestabilidad en el suministro eléctrico.
WWF se defiende de estas críticas poniendo de relieve el valor simbólico del gesto, concebido para inspirar comportamientos responsables y conscientes respecto a nuestras prácticas cotidianas de consumo.

Por mi parte, más que apagar los interruptores lo que he hecho es no encenderlos, porque la luz del sol se ha mantenido pegada a las flores recién abiertas de mis clivias hasta casi las ocho.

jueves, 26 de marzo de 2015

116. ¿QUIÉN CANTA AHÍ?

Esta mañana, al cruzar el jardín para salir a trabajar, el aire estaba lleno de cantos de pájaros. Entre la algarabía de los gorriones distinguí la voz de la abubilla, de la tórtola, del estornino y del verderón. Los expertos dicen que estos cantos son discursos amorosos, mezclados con amenazas más o menos explícitas de defensa del territorio. Me acordé de Rousseau, quien aseguraba que las lenguas del sur, surgidas del deseo, son como el canto, expresivas, transparentes y sinceras. Y entonces pensé que, seguramente, desde el otro lado del mediterráneo, en el Norte de África, así como los cantos de estos pájaros se entenderían los discursos de la gente del sur de Europa.



Para oír un fragmento de este concierto de pájaros en mi jardín hacer clic AQUÍ




domingo, 22 de marzo de 2015

115. UN POCO DE CAOS, POR FAVOR

 “Actuar sobre la realidad y cambiarla, aunque sea un poquito, 
es la única manera de probar que la realidad es transformable”
[Eduardo Galeano] 




Al volver después de votar, me he cruzado con el Sr. G saliendo de su casa en dirección a mi jardín. Él ha votado muy temprano. Tiene la nacionalidad española y está inscrito en el censo andaluz desde hace varios años. Una vez en el jardín, le he mostrado las novedades ocurridas desde la última vez que vino. Le he enseñado cómo las calas se han escapado de su tiesto y han brotado en distintos puntos del jardín*. Ya expliqué hace tiempo en este blog cuál es mi posición ante las plantas escapistas y las intrusas. Me gusta que las plantas tomen sus propias iniciativas, aunque esto implique un poco de caos, obligándome a reajustar el sistema de mi jardín.
Pese a las precauciones que tomé inicialmente al plantar las calas en tierra sin sacar el cepellón del tiesto en el que venían, éstas se las han arreglado al cabo de un tiempo para lanzar sus rizomas a través de los agujeros de desagüe y formar nuevas plantas en plena tierra, en los sitios que ellas mismas han elegido. Se trata de una estrategia de desplazamiento muy ventajosa para la supervivencia y la colonización de territorios en sus entornos naturales, con el inconveniente de que no conlleva renovación genética. Pues las plantas hijas no son sino avatares de la planta madre. El Sr. G interrumpió mis explicaciones para volver a la idea del principio, la del jardín como sistema  que admite cambios sobrevenidos, demandando un constante reajuste del orden establecido. Y dijo: “Nadie debería temer el caos, cuando es una oportunidad que se nos brinda para la renovación y el progreso”.



*Nota: en la foto, he señalado con emoticonos los pies de las calas brotadas espontáneamente fuera del tiesto de la planta madre (en el centro, detrás)

viernes, 20 de marzo de 2015

114. ECLIPSE

Fora existe o mundo [...] e o poema cresce tomando tudo em seu regaço"
[Herberto Helder]

Life itself, every moment of it, every drop of it, here, this instant, now, 
in the sun, in Regent’s Park, was enough 
[Virginia Woolf: Mrs Dalloway]






He salido al jardín esta mañana, atraído por un descenso repentino de la luminosidad, que he supuesto debido al eclipse. El cielo estaba cubierto de nubes. Todo estaba húmedo alrededor de mí. Se oía el chisporroteo de los verdecillos. He visto que las freesias estaban cabizbajas, aplastadas por el peso del agua, pero no me he preocupado. Al contrario, he sonreído anticipando el placer de verlas muy pronto recuperar sus colores y volver a levantarse orgullosas después de haber sido abatidas por las últimas lluvias invernales.






sábado, 14 de marzo de 2015

113. EN EL LIMBO



"Cuidado con la esterilidad de una vida demasiado ocupada" [Sócrates]

Un amigo lector me paró por la calle para preguntarme por qué hacía tanto tiempo que no actualizaba el blog. Me justifiqué torpemente, diciendo que había estado fuera. Pero como insistió en saber dónde había estado exactamente, le dije: “fuera de conexión, en el más allá”. La respuesta disparatada neutralizó un poco su irritación, y se rió, en parte aliviado al comprender que no había aparentemente ninguna razón grave y en parte expectante ante la conclusión del chiste.
El más allá no era otra cosa sino un problema técnico de conexión telefónica y, por consiguiente, de internet.
Desde que el Papa Benedicto XVI había despojado a la noción de limbo de su referente habitual, el término se había visto forzado a buscar un nuevo referente y, por lo visto, lo había encontrado sin ningún problema. 
Yo siempre he imaginado a las palabras como cangrejos ermitaños: cuando una concha ya no les conviene, se desembarazan voluntariamente de ella y la reemplazan por otra. Y así, el limbo es ahora la situación de ausencia provocada por la imposibilidad de comunicarse con los demás a través del teléfono o de internet. Es como estar muerto pero sin estar ni en el cielo ni en el infierno, sino en un estado de ausencia, en la espera de poder reconectarse, en el mejor caso, lo antes posible de nuevo a la vida.
De vuelta al jardín, he encontrado todas las flores de las freesias abiertas de par en par.




jueves, 5 de marzo de 2015

112. EL TIEMPO


"Corro tras el tiempo. No como aquél que cree encontrar en su estela la juventud. El tiempo la dejó en el vestíbulo antes de irse hacia adelante. Corro tras el tiempo color de olvido, desesperado por el peso de los recuerdos, y los que perdemos mientras corremos, otros los reemplazan, añaden peso a tus pies, te paras a desembarrarte y ya el tiempo está otra vez lejos, delante de ti, jugando a algo que no comprendo, el tiempo sabe que me da vergüenza no poder seguirlo, habla ya el lenguaje después de mí, sin embargo existo, existo sin embargo, existo todavía, espérame, no te hagas el tonto, para ya de prostituir a esos jóvenes, ves que me he caído de rodillas, pero que voy a levantarme, a retomar el impulso, alcanzarte, espérame, he cogido flores para ti, quedarán muy bien en tus cabellos blancos, pero si me abandonas en los surcos del camino, conmigo morirá tu dominio de ayer, la ruptura con el antes, tienes el fondo del cráneo agujereado, el rostro que vuelves hacia el sol es engañoso, oculta la herida por donde se escapan tus tesoros, estás engañando a esa gente de mañanas, que no sabe aún que eres el olvido, sus risas a lo lejos me desgarran, ¡ay tiempo cruel!
No te enfades, querida, […] puedo hablarle al tiempo como a una mujer. Una mujer que se te parece extrañamente, amor mío, ¿me perdonarás por no haber comprendido entonces, cuando aún no huías, que tú medías mis horas, quién eras tú?, amor mío … y yo te trataba como hacen los hombres, esos idiotas, con esas compañeras mudas de su elección, yo no sabía que tú eras el tiempo, que el tiempo es mujer, y que eres tú, que es al tiempo a quien yo decía tu y a ti, pobre, pobre imbécil yo mismo, que creía saber más que tú, y que me he quedado ahora atrás, renqueando, gimiendo de soledad, sin decidirme entre el futuro y el pasado, entre el recuerdo y el olvido, corriendo detrás de ti, ingenuamente, ¡tan grotesco!"

[LOUIS ARAGON Blanche ou l'oubli, 1967]

martes, 3 de marzo de 2015

111. DÍA MUNDIAL DE LA NATURALEZA

Dijo Voltaire: "La belleza es la trampa que la naturaleza tiende a la razón"