domingo, 19 de octubre de 2014

102. 'ALAS DE ÁNGEL'


frutos de begonia 'alas de ángel'
Como todavía hace calor, a pesar de la llegada del otoño, las lluvias de las últimas semanas han revigorizado mis plantas. Mis balsaminas, mis salvias, mis hibiscos producen constantemente nuevas ramas y flores, como si no quisiesen admitir que el verano ha terminado.
Los frutos de mi granado están gordos y colorados;  la copa conserva por el momento todas sus hojas. Mi naranjo y mi limonero han producido este año muchísimos frutos: aún están verdes, pero se ve cómo van tiñéndose rápidamente de naranja y de amarillo.
Mi begonia ‘alas de ángel’, que ha florecido durante toda la primavera y el verano, tiene ya algunos frutos maduros. Son alados, con textura semejante al papel, casi translúcidos. Cada fruto contiene cientos de semillas diminutas como motas de polvo, del color del pimentón.
Estaba recolectando esta mañana los frutos de la begonia cuando ha llegado el Sr. G. Enseguida se ha acercado a mirar con su curiosidad habitual. Después de abrir delante de él un fruto para mostrarle la disposición de las semillas, le he hecho observar también las hojas de la planta, con los característicos lunares plateados. Cada uno de ellos actúa como una especie de espejo, reflejando y multiplicando la fuente de luz de hoja a hoja. Se trata de una estrategia muy eficaz para una planta que crece en entornos tropicales, donde la competencia por la luz es feroz.
Le he explicado al Sr. G que esta variedad de begonia se llama ‘alas de ángel’ por la forma alargada de sus hojas. Él me ha mirado con expresión escéptica y me ha dicho: “Me extraña mucho, porque los ángeles no tienen alas”. Entonces me contó el origen de la palabra “ángel”, procedente del griego “angaros”. Según el Sr. G, esta palabra significaba originariamente "mensajero", en concreto un mensajero de largas distancias, que requería algún medio de locomoción para llegar a su destinatario. “Pero no alas, claro está”, insistió el Sr. G., y luego añadió: “Aquellos que hoy llamamos ángeles debieron recorrer en verdad una distancia inconmensurable según los cálculos tradicionales, pues esa distancia no estaba hecha de espacio sino de tiempo”. Por lo visto, el medio de transporte que utilizaron los ángeles para llevar el mensaje a sus destinatarios se averió o se rompió (al final no me quedó del todo claro), y los restos fueron escondidos bajo hielo, bajo agua y bajo tierra, de manera que los ángeles no pudieron regresar nunca más al tiempo del que procedían.
Después de estas extrañas explicaciones, el Sr. G retornó a la conversación sobre los frutos de la begonia con toda naturalidad. Le pedí que me ayudase a anotar el nombre de la planta en los sobrecitos a medida que yo iba guardando en ellos puñados de semillas. Con el rabillo del ojo vi que cada vez que anotaba el término de ‘alas de ángel’ se sonreía.


A la izquierda: detalle de los característicos lunares plateados de las hojas de la begonia 'alas de ángel'.
A la derecha: detalle de las semillas.



5 comentarios:

  1. El año pasado hablaste de la poda de los granados y este año he obtenido doce granadas preciosas.
    Tengo un problema con los caquis o palosanto, en el fruto les ha salido unas manchas negras, duras. Sabes que puede ser ?
    Gràcias
    MDM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por compartir las buenas noticias sobre tu granado. Respecto al caki, no tengo experiencia personal con este tipo de frutal. Por el dato que das, pienso que es posible, pero seguramente me equivoco, que se trate de ataques de una mosca llamada ceratitis capitata. Esta mosca deposita sus huevos en el fruto. Las larvas se desarrollan alimentándose del fruto a medida que éste madura. Si se recoge el fruto cuando aún no está blando, se puede comer simplemente cortando la parte atacada. Es difícil combatir esta mosca sin usar productos dañinos para el ecosistema. Mi estrategia en estos casos es siempre la misma: asegurarme de que el árbol está sano y fuerte para que él supere por sí mismo los efectos de las plagas. Para ello, es importante proporcionarle suficiente riego y nutrientes, además de aireación (recortando exceso de ramas, retirando ramas de plantas o árboles vecinos que puedan estar compitiendo con él por la luz y el espacio). No sé si estos modestos consejos pueden ayudarte, espero que sí. Si lo deseas, puedes mandarme una foto de tus granadas y de tus cakis afectados a eljardinerotranquilo@gmail.com.

      Eliminar
    2. Gràcias por la información. Dificilmente podré mandarte una foto de las granadas, ya no queda ni una. Grandes i sabrosas. Me encanta tu blog.
      MDM

      Eliminar
  2. gracias por la informacion, es necesario que la flor sea polinizada por abejas para que las semillas sean viables?.Disculpas si mi pregunta es muy tonta...Soy nueva en estos de las plantas y compre una de estas plantitas, por que quede enamorada de sus flores.Desde ya muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas begonias se autofecundan; pero si quieres, puedes asegurarte polinizándolas tú misma con un pincel :)

      Eliminar