miércoles, 17 de abril de 2013

23. PATATAS



Hoy encontré en el fondo de la cesta de las verduras un puñado de patatas viejas llenas de brotes. Mi reacción instintiva fue tirarlas a la basura, pero luego lo he pensado mejor y he decidido plantarlas. He preparado para ellas el cajón de madera que tengo al pie del jazmín (trachelospermum jasminoides).
Mientras plantaba las patatas, pensaba en la extraña conducta del Sr. G. Aunque lleva tiempo visitándome, lo cierto es que sé muy poco de él. Todo el tiempo me venía a la mente la imagen de su pie deforme. Al haberlo visto siempre calzado, es difícil estimar qué clase de problema tendría. Pensé en la cantidad de personajes históricos o más o menos famosos que eran o habían sido cojos: se me representó en mi mente un extraño cortejo formado por el faraón Tutankamón, el emperador Claudio, Lord Byron, el ministro nazi Goebbels, David Lynch … ¡hasta el jugador chileno Miguel Riffo!
Podía ser que el Sr. G tuviese un pie varo, como ellos, aunque también podría tratarse de gota, pensándolo mejor. El zapato izquierdo del Sr. G es sensiblemente distinto del derecho, más ancho por el empeine y más alto por el talón. Esto podría ser el indicio de un dedo gordo anormalmente hinchado, por culpa de la gota; o acaso un espolón en el talón es lo que le habría provocado la deformación del pie y de dedos. Por un momento vi al Sr. G como ese sátiro al que el Dios Pan le quita la espina del talón; luego lo vi como un gallo, con sus espolones traicioneros. Después, en una actitud más pacífica, era un gallo cantando en lo alto de la torre de una iglesia. De aquí pasé a imaginarlo como el apóstol Santiago, sentado en su silla. Pero su trono era ahora el sillón junto al rosal trepador. El nombre de Santiago deriva de Jacobo o Yago, que significa literalmente “El que sigue”, “El que camina siempre detrás”. ¿Quizá llamaron así a este apóstol por ser cojo? ¡Qué disparate, estoy empezando a hablar como el Sr. G!
Cuando terminé de plantar las patatas, las he cubierto con más tierra y he regado todo el jardín. Estamos bajo una ola de calor: las temperaturas llegan a los 30 grados al mediodía.






Las patatas se están secando prematuramente por culpa de las altas temperaturas
a mediados de junio (16/06/2013), con más de 30º a la sombra

cosecha de patatas el 11/08/2013


No hay comentarios:

Publicar un comentario